Recent Posts

Deséame suerte, un as en la manga de Vetusta Morla y un nuevo corcel ;)

4 comentarios

Estoy preparando una entrada especial leyendo poesía de la Srta. Bebi, entretanto os dejo esta canción que habla de una de mis atracciones favoritas: el carrusel. 
Y, ya que estamos, divaguemos un poco. 

Hay veces en las que nos subimos a un carrusel o a una noria, que no es otra cosa que un carrusel vertical, y nos movemos sin movernos, cambiamos de perspectiva, estamos en el mismo sitio, pero en distinto lugar y cuando bajamos, por supuesto, ya no somos los mismos. 

En el caso de la Feria de las Tinieblas de Bradbury, su carrusel mágico hacía rejuvenecer al avanzar al revés... y creo que eso nos pasa a veces cuando nos enamoramos. ;)
Esta noche pienso en el amor, that old black magic, y me pongo en plan filóloga y me digo que "recordar" viene de "re-cordis" que es volver a pasar por el corazón y me digo que no quiero volver a sentir nada, que por mi corazón nadie puede pasar porque es una atracción que tenía cerrada por revisión, pero me estoy engañando a mí misma. 
Ha sido poco a poco y después todo de golpe, como el buen sexo. Creo que alguien travieso y curioso se me ha metido bajo la falda, entre las cortinas, hasta la cocina, y le ha dado cuerda a mi locura... Ahora el mundo gira y vuelve a ser de colores y escucho música de feria y sonrío sin motivo.
Y
me
aterra
la 
idea
porque...
¿acaso el amor no nos hace lo mismo que esa antigua magia negra de la Feria de las Tinieblas? 
Nos marea, nos atonta, nos hace creer que el mundo gira a nuestro alrededor y aunque subamos a sus lomos con 40 inviernos, nos devuelve a las 17 primaveras, como si no estuviésemos hartos de tantos otoños y veranos pasados de vueltas... 

Mmm, oh sí, Dios, ¡joder! ;)
Me siento adolescente otra vez y me muero de vértigo, pero es tan divertido dar vueltas con él que no pienso parar, aunque me caiga de culo y duela. 
No me pienso bajar hasta que pare la música y creo que tengo cuerda para rato. 
Creo que por fin he encontrado un corcel a mi altura, uno cuyas riendas no me atan las manos, sabe de subidas y bajadas, de todo lo que me importa y me asusta, sabe a palomitas y cine de verano, me hace reír como una niña y puedo cabalgarle como una mujer, mmmmmmmmm... 
Deseadme suerte porque creo que estoy a punto de desbocarme.




DESÉAME SUERTE, Vetusta Morla.

Se apaga el carrusel después de otro carnaval.
Los conos de papel ensucian el piso.
Se apaga el carrusel se marcha de la ciudad.

¿Y qué viene después? No sé dónde regresar.
La aurora me dejó a los pies de mí mismo,
sin cima que ascender, sin nota en las páginas.

Soy lo que ves, soy un indicio.
No reconozco mi propio carnet.
Soy lo que ves, solo el principio.
Busco las riendas de un nuevo corcel.

Ha sido mágico
haber llegado aquí sin un solo talismán.
Perdido el tenedor me queda el mordisco.

Todos necesitamos alguien que nos cubra
a veces un aplauso, a veces un juez.
Todos necesitamos luz en la penumbra
y un villano honrado en quien creer.

Se apaga el carrusel, se apaga el carrusel...
Deséame suerte.

Soy lo que ves, solo el principio.
Guardo en la manga el as que encontré,
días de miel, tardes que alumbran,
tengo las riendas de un nuevo corcel.
De un nuevo corcel,
de un nuevo corcel.
de un nuevo corcel.

VETUSTA MORLA, Deséame suerte (álbum Mismo sitio, Distinto lugar)


Diciembrave!

No hay comentarios

Así, a las BRAVAS, que mi pelo muestra mi estado de ánimo ya os lo he contado un par de veces, pero además ahora es una prueba de amor a mi Mami ;) Creo que eso solo lo sabe mi familia, que lo llevo en su honor así: rojizo, rizado y salvaje como ella es, como ella lo ha llevado siempre, que además es como a ella más le gusta que lo lleve yo :)

Tres lunas negras es otra prueba de amor, es mi corazón transformado en papel y hecho casita para nosotras porque nos viene una época oscura y difícil, pero seguiremos bailando bajo las lunas negras que es cuando mejor se ven las estrellas, fulgor de la esperanza, fuegos fatuos del destino que ella siempre sabe cómo interpretar.
Me siento MUY BIEN.
Que tengáis un lindo diciembre :D el mío va a ser VALIENTE.

se dice

que los fuegos fatuos

te guiarán

a tu destino


Siempre estaré justo aquí
Escribir nuestras propias historias, seguir nuestros corazones y encontrar el amor cuando sea su momento.

Don't let me be misunderstood, 3 caras de la misma historia

No hay comentarios
'You are so cool' y esto es lo último que te escribo :)
Todas las historias tienen tres caras, como las personas: la que querrían tener, la que los demás ven y la que verdaderamente tienen.
Hoy traigo una de mis canciones favoritas con tres voces distintas, la letra es la pura verdad, la música es perfecta y el sentimiento lo es todo. 

A veces ni yo misma me entiendo, a veces hago daño o mareo a personas sin intención o con la intención opuesta, yo quería halagarlas y las alagué, es decir, las llené de lagunas ;)
Hay palabras que parecen ser lo que no son y que se diferencian por muy poco, al igual que hay personas que parecen muy iguales, pero están condenadas a desentenderse entre ellos y uno del otro.
Conocí a un chico gallego y era demasiado gallego para mí, yo quería asombrarle y él lo entendía siempre a la gallega, así que lo "llenaba de sombras"

Es una pena que no podamos ser amigos, Don Rodrigo, si alguna vez viene por aquí que es el único lugar que no puedo ni quiero bloquear, pues esto es lo que hay: lo siento y gracias, sobre todo por devolverme las ganas de escribir.
Noviembre fue tuyo desde la medianoche de las brujas, pero la magia terminó y también noviembre.
Time to move on. :)
XO XO

¿Me entiendes ahora?
Si a veces ves que estoy enfadada
¿No sabes que nadie en vida puede ser siempre un ángel?
Cuando todo va mal, verás mi lado malo,
pero solo soy un alma cuyas intenciones son buenas
Oh, Señor, no dejes que se me malinterprete
A veces soy tan despreocupada
Con una alegría que es difícil de esconder
Y a veces de nuevo parece que todo lo que tengo son preocupaciones
Y entonces seguramente verás mi otro lado...
Si parezco crispada,
quiero que sepas
que nunca quise pagarlo contigo.
La vida tiene sus problemas
y yo tengo buena parte para compartir,
pero eso es algo que nunca tuve intención de hacer
porque te quiero
Oh, cariño
Solo soy humana
¿No sabes que tengo defectos como cualquiera?
A veces me veo sola, arrepintiéndome
de alguna cosa pequeña y tonta
alguna cosa sin importancia que hice
porque solamente soy un alma cuyas intenciones son buenas
Oh, Señor, no dejes que se me malinterprete
Lo intento con tanta fuerza
Así que, por favor, no dejes que me pase.


THE ANIMALS, don't let me be misunderstood

NINA SIMONE, don't let me be misunderstood

LANA DEL REY, don't let me be misunderstood


Amanece que no es poco, enseñando ingles XD

No hay comentarios

¿Qué me pasó anoche? Que el insomnio hace que tenga ideas peregrinas, me vuelve hedonista y exhibicionista, yo que sé, tampoco importa, pero anoche os enseñé la ingles y hoy... hoy amanece que no es poco :)
Además, tengo examen de inglés con mis chavales y después como estoy hipercansada, daré con mis ingles en el colchón y me echaré una siesta de hórdago y muy señor mío. 
He dicho.
Aquí dejo esta escena que te arranca risas y lágrimas, como la vida misma.

Un abrazo infinito.


AMANECE QUE NO ES POCO, examen de ingles.

Y no me da miedo querer de más, ni echar de menos.

4 comentarios

No me resulta difícil escribir ni desnudarme después de la intensidad de la última entrada, pero estoy perezosa así que me he puesto en plan Homer Simpson: '¿es que esto no puede hacerlo otro?'
Y puestos a elegir, esta noche de insomnio ese otro es Carlos Salem con una 'Carta de presentación' de sus #Follamantes. 
Creo que a él le gusta verse así, entre las piernas desnudas de una mujer... Y a mí me gusta leerle así, a pelo ;)

Siempre bebo de más, fumo de más, follo de más.
No aprendí a querer de menos. Ni quiero.
No me pidas que sea malo, me sale tan bien el mal.
No me pidas que sea bueno, me sale sin querer.
Déjame dar. Y aprovecha, mientras dure.
Digamos que si cuando vas yo vuelvo y viceversa, igual nos encontramos en el camino y las paralelas, por una vez se tocan...
Y no dejan de tocarse.
Carlos Salem, #Follamantes



#NIUNAMAS, "Cómo decirte, cómo contarte que nadie va a ayudarte si no te ayudas tú un poco más" y me estoy ayudando :)

8 comentarios

"Cómo decirte, cómo contarte que nadie va a ayudarte si no te ayudas tú un poco más" recito a Sabina de memoria porque esta frase me la he repetido muchas veces y al final empecé a hacerle caso y empecé a ayudarme. 

Pero empecemos por el principio, cuando ni podía decirme a mí misma que era una víctima más porque no quería verlo y mucho menos serlo, ¿cómo voy a ser una de esas pobrecitas que lo aguantan todo porque no tienen más salida? ¿Yo, que soy funcionaria? ¿Yo, que tengo una familia que me quiere y que me apoya? ¿Yo, que lo consiento? ¿Yo, que lo provoco? ¿Yo..., que lo merezco? Porque él tiene razón, como él no me va a querer nadie, quién me va a querer a mí que estoy loca perdida ¡y encima tengo una sola mano! Esto último es algo que durante 18 años me repitió muchas veces, siempre desde la boca de otros porque eso le decían, ¡que si no veía que estaba cargando conmigo, que yo no iba ni a poder cambiarle los pañales a mi hijo!... Qué de cosas le decía la gente, empezando por sus padres, pero que a él no le importaba ¡y me lo recordaba constantemente! 

Cuando nació mi hijo, durante 4 meses no dormí más de una hora y media seguida y con el bebé en una cama de 90 porque mi señor marido tenía que descansar en la grande y el niño no le dejaba. Con una mano hice el trabajo de cuatro y me sentía megacansada, pero no me importaba porque tenia que demostrar que podía hacerlo, sí, psicología barata y caí.

Siempre había una excusa para no dejarle, la principal fue mi hijo y el autismo, ¡un cambio de rutina puede hacer que el niño tenga un retroceso! 
Resulta que el niño está mejor que nunca desde que me di cuenta de que le hacíamos más mal que bien con todos los gritos, aunque la ruptura vino porque mi ex quería unas vacaciones y ahora quiere volver y no me firma el acuerdo porque dice que soy la mujer de su vida y todo tiene solución. Las vacaciones de casi dos años ya le han debido parecer suficientes, supongo.
Agh, os lo cuento como lo cuento ahora, porque ahora lo cuento. 

Sí, soy una de esas gilipollas que se dicen que lo aguantan todo por amor... Y todo el mundo me decía la suerte que tenía de tener a mi lado a un hombre tan guapo, tan buena persona... porque él nunca discutía con nadie, ¡normal, la ira la guardaba toda para mí y desahogaba en casa lo que le hacían los demás y salía a la calle a seguir siendo una muy buena persona!

Yo no soy un corderito, aunque me dicen que siempre sonrío, ese es mi escudo, pero tengo mi carácter... y sin embargo, he aguantado de todo, cosas que cuando las cuento ahora y me veo en los ojos de los que escuchan entiendo que NO, NO ERA NORMAL. 

No es normal que si tú no quieres follar (porque hacer el amor es otra cosa) te digan que te des la vuelta porque va a ser rápido. La primera vez, lloras, y te piden perdón, las demás van normalizando todo y al final, pasan 15 años y eres tú la que te das la vuelta y le dices que no importa.

No es normal que te diga "si me dejas me mato", que te lo escriba, que te lo repita cada vez que te ve suficientemente fuerte como para irte.

No es normal que seas funcionaria y no puedas disponer de tu sueldo porque eres una "gastona", cuando no compras más de uno o dos libros al mes y hasta te tiñes en casa, compras la ropa en Aliexpress y ni siquiera fumas, ni vas al cine, ni sales con las amigas porque poco a poco te ha ido convenciendo de que solo le necesitas a él... pero él necesita otras cosas, claro: moto, coche, garaje para la moto y el coche, se fuma dos paquetes de tabaco diarios y encima tiene dos cuentas en el banco solo a su nombre, en las que va metiendo lo que le da la gana de la cuenta común y tú, que nunca te ha importado el dinero, pues no lo miras y lo descubres cuando por fin una abogada te hace mirarlo... 

Y no sigo "quejándome" de mi normalidad pasada porque en verdad se acabó, soy un corazón optimista con un cerebro pesimista (o realista, según se mire) y pienso y siento y sé que SE ACABÓ, ya no me hace falta recordarlo más que para no repetirlo y QUIEROME MUCHO.
Esta es mi sonrisa estos días y LA DEFIENDO con los dientes que muestro y las uñas que tengo en la manita buena ;)


En fin, que ya llevo sola casi dos años y jamás he sido MÁS FELIZ EN MI VIDA y cuando he entrado en el claustro de mi instituto esta semana y he visto el túmulo, he dado gracias de no ser UNA MÁS DE LAS MUERTAS cuyo nombre cuelga en los carteles violetas como un epitafio, YO SOY UNA MÁS DE LAS VIVAS.
Y ya no tengo miedo.
"Nuestras vidas empiezan a terminar el día que nos callamos las cosas que importan", lo dijo Martin Luther King Jr. y yo ya no me callo.

Os dejo las imágenes que veo cada día en mi trabajo y me dan fuerza PARA VIVIR Y CONTARLO, ¿por qué tengo que tener vergüenza cuando el sinvergüenza es otro? Últimamente se lo cuento a la gente cuando me pregunta y ahora vosotros también lo sabéis.
Un abrazo inmenso, con una sonrisa y GRACIAS POR TODO EL AMOR QUE ME DAIS, ES MI ARMADURA. :')  

























Domestícame, he tardado diez años, pero ya lo llevo en la piel ;)

No hay comentarios

Este capítulo que hoy traigo era una entrada de mi blog antiguo, ese que estaba en La Coctelera y desapareció porque lo abandoné demasiado tiempo y no me enteré de que lo cerraban. Perdí tantas cosas en ese blog, comentarios de amigos, fotos, textos inspirados por las musas del momento... pero nunca tiempo.
El tiempo no existe, diez años han pasado como una bandada de pájaros y me han arrastrado deprisa, los amigos vienen y van y visitan mi corazón como el Principito viaja de planeta en planeta, algunos hacen que crezcan las rosas, otros dan miedo como el silencio de los corderos, pero no me arrepiento de haber querido a nadie y a todos os echo de menos, incluso a aquellos que llegué a odiar, es lo que tiene el tiempo, que pasa y quema los malos recuerdos :') y además, no lo puedo evitar, soy fácil de domesticar y no me importa llorar después ;)

XO XO


EL PRINCIPITO, 
CAPÍTULO XXI

Buenos días dijo el zorro.
–Buenos días –respondió cortésmente el principito, que se dio vuelta pero no vio a nadie.
–Estoy aquí –dijo la voz–, bajo el manzano...
–¿Quién eres? –preguntó el principito–. Eres muy bonito...
–Soy un zorro.
–Ven a jugar conmigo –propuso el principito–. Estoy tan triste...
–No puedo jugar contigo. No estoy domesticado.
–¡Ah! perdón –dijo el principito, pero, después de reflexionar, agregó–: ¿Qué significa "domesticar"?
–No eres de aquí –dijo el zorro–, ¿qué buscas ?
–Busco a los hombres –dijo el principito–. ¿Qué significa "domesticar"?
–Los hombres tienen fusiles y cazan. ¡Es bien molesto! También crían gallinas. Eso es interesante. ¿Buscas gallinas?
–No –dijo el principito–. Busco amigos. ¿Qué significa "domesticar"?
–Es algo demasiado olvidado –dijo el zorro–. Significa "crear lazos".
–¿Crear lazos?
–Claro –dijo el zorro–. Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo.
–Comienzo a entender –dijo el principito–. Hay una flor... creo que me ha domesticado...
–Es posible –dijo el zorro–. En la Tierra se ven todo tipo de cosas.
–¡Oh! No es en la Tierra.

El zorro pareció muy intrigado:
–¿En otro planeta?
–Sí.
–¿Hay cazadores en aquel planeta?
–No.
–¡Eso es interesante! ¿Y gallinas?
–No.
–Nada es perfecto –suspiró el zorro, pero volvió a su idea–: Mi vida es monótona. Yo cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero si me domesticas, mi vida resultará como iluminada. Conoceré un ruido de pasos que será diferentes de todos los demás. Los otros pasos me hacen volver bajo tierra. Los tuyos me llamarán fuera de la madriguera, como una música. Y además, ¡mira! ¿Ves, allá lejos, los campos de trigo? Yo no como pan. El trigo para mí es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. ¡Y eso es triste! Pero tú tienes cabellos color de oro. ¡Entonces será maravilloso cuando me hayas domesticado! El trigo, que es dorado, me hará recordarte. Y me agradará el ruido del viento en el trigo... –El zorro se calló y miró largamente al principito–: ¡Por favor... domestícame!
–Me parece bien –respondió el principito–, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.
–Sólo se conoce lo que uno domestica –dijo el zorro–. Los hombres ya no tienen más tiempo de conocer nada. Compran cosas ya hechas a los comerciantes. Pero como no existen comerciantes de amigos, los hombres no tienen más amigos. Si quieres un amigo, ¡domestícame!
–¿Qué hay que hacer?
Hay que ser muy paciente –respondió el zorro–. Te sentarás al principio más bien lejos de mí, así, en la hierba. Yo te miraré de reojo y no dirás nada. El lenguaje es fuente de malentendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...
Al día siguiente el principito regresó.
–Hubiese sido mejor regresar a la misma hora –dijo el zorro–. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, ya desde las tres comenzaré a estar feliz. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. Al llegar las cuatro, me agitaré y me inquietaré; ¡descubriré el precio de la felicidad! Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón... Es bueno que haya ritos.
–¿Qué es un rito? –preguntó el principito.
–Es algo también demasiado olvidado. Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días, una hora de las otras horas. Mis cazadores, por ejemplo, tienen un rito. El jueves bailan con las jóvenes del pueblo. ¡Entonces el jueves es un día maravilloso! Me voy a pasear hasta la viña. Si los cazadores bailaran en cualquier momento, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.
Así el principito domesticó al zorro. Y cuando se aproximó la hora de la partida:
–¡Ah! –dijo el zorro–. Voy a llorar.
–Es tu culpa –dijo el principito–, yo no te deseaba ningún mal, pero tú quisiste que te domesticara.
–Claro –dijo el zorro.
–¡Pero vas a llorar! –dijo el principito.
–Claro –dijo el zorro.
–¡Entonces no ganas nada!
–Sí gano –dijo el zorro–, a causa del color del trigo... Ve y visita nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo. Y cuando regreses a decirme adiós, te regalaré un secreto.
El principito fue a ver nuevamente a las rosas:
–Ustedes no son de ningún modo parecidas a mi rosa, ustedes no son nada aún –les dijo–. Nadie las ha domesticado y ustedes no han domesticado a nadie. Ustedes son como era mi zorro. No era más que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de él y ahora es único en el mundo.
Y las rosas estaban muy incómodas.
–Ustedes son bellas, pero están vacías –agregó–. No se puede morir por ustedes. Seguramente, cualquiera que pase creería que mi rosa se les parece. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigué bajo el globo. Puesto que es ella a quien protegí con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuché quejarse o alabarse o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.
Y volvió con el zorro:
–Adiós –dijo.
–Adiós –dijo el zorro–. Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
–Lo esencial es invisible a los ojos –repitió el principito a fin de recordarlo.
–Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.
–Es el tiempo que he perdido en mi rosa... –dijo el principito a fin de recordarlo.
–Los hombres han olvidado esta verdad –dijo el zorro–. Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...
–Soy responsable de mi rosa... –repitió el principito a fin de recordarlo.


P D.- Yeste era el tattoo que me pensaba hacer, pero he cambiado de idea y no me arrepiento, simplificar es a menudo la solución ;)